MIEL DE BOSQUE
La profundidad acogedora y noble

Los encinares y robledales ibéricos acogen un mundo
floral profundo, vigoroso y penetrante, que ofrece una miel ámbar oscura y con aromas de cereal tostado muy intensos. Su sabor dulce despliega componentes salados persistentes, y todo el conjunto aporta un exquisito maridaje con verduras fritas, tempuras, asados especiados, quesos fuertes y pan crudo o tostado con aceite.

Ficha Técnica · DESCARGAR PDF

TARROS
440 g · 170 g · 40 g

ESTUCHES
1 Tarro 440 g
4 Tarros 170 g (variados)
4 Tarros 40 g (variados)
Documento sin título