MIEL DE ALTA MONTAÑA
La delicada esencia dulce de las cumbres

Al final de la primavera, el color cubre las praderas del Pirineo. Entre las rocas se cobijan pequeñas flores de especies adaptadas a un entorno frío y oreado, sútil y lleno de energía. La miel de estas serranías posee ese mismo carácter original y nítido. De color ámbar con notas rojizas, aromas herbáceos y matices ácidos en boca, es ideal con aliños fríos, pastas, setas y quesos de elaboración montana.

Ficha Técnica · DESCARGAR PDF

TARROS
440 g · 170 g · 40 g

ESTUCHES
1 Tarro 440 g
4 Tarros 170 g (variados)
4 Tarros 40 g (variados)
Documento sin título